martes, 14 de febrero de 2017

'Mi propia ingravidez', de Isabel Motos

Después de un largo lapso de tiempo sin leer nada más que los apuntes, ha llegado el momento de ponerse al día con las reseñas. En esta ocasión te traigo, como ves encabezando este post, 'Mi propia ingravidez', en colaboración con Esdrújula Ediciones. Una editorial maravillosa con un equipo muy simpático y preocupado por los gustos del consumidor. ¡Muchas gracias por el ejemplar! 


Mi propia ingravidez • Esdrújula Ediciones • 2016 • 131 págs. • 14'00€ (papel)



Tal vez ahora comprendemos que es verdad lo que nos dijo el poeta: no hay que llorar por el esplendor en la hierba porque la belleza solo permanece en el recuerdo. Y esa belleza es la que se guarda en estas páginas.

Este libro –bellísimo– es todo él un ramillete de nostalgia [...] capaz de traernos en cada una de sus estampas el aliento perfumado de una adolescencia siempre habitada. Siempre permanente.

Desde la ventana de Isabel se ven tantas cosas. Cosas sencillas, como la palabra de ese hombre, de esa mujer que se buscan en la soledad del cuarto. Como el claro sentimiento de la pasión de pronto descubierta, cuando ya es demasiado tarde, cuando todo se ha perdido inevitablemente. Y que, sin embargo, sabemos que siempre permanecerá en el recuerdo.

– Adolfo Serrano.
Si quieres saber más, pincha aquí.


No sé cuanto de larga será esta reseña, pero ya aviso de antemano que no va a ser del todo positiva, pues aunque tiene puntos y reflexiones que me han gustado, en general, estoy algo descontenta con él en sí.

Se trata de un conjunto de microrrelatos, acompañados en ocasiones por alguna canción y la descripción de algunas vistas preciosas a final de cada relato, estructurados en un orden temporal que recorre las cuatro estaciones así como distintas edades y etapas de la vida.

La autora, Isabel Motos, tiene una pluma bastante ágil, por lo que la lectura es ligera y rápida, es decir, el libro se lee con fluidez y sin dificultades para el entendimiento. Otro de los puntos a resaltar de la lectura son sus meditaciones, propias de cualquier ser humano; aquí es donde he notado que Isabel es una persona observadora y muy detallista, que anota en los recovecos de su mente los largos procesos de la edad, el amor y la belleza. Pero hasta aquí llegan mis buenas impresiones.

Me cuesta un poco leer este tipo de libros: prosa poética, poemarios, reflexiones o escritos sueltos sin ninguna conexión entre ellos salvo la temática y, quizá, los puntos de anclaje y partida; esta es la razón principal de mi descontento. Probablemente sea la falta de costumbre, pero todo lo que he leído hasta la fecha de este género no ha llegado nunca a convencerme del todo. 

Si bien la mano de la autora es ágil, la lectura peca de ornamental. Característica que no solamente atribuyo a Isabel en particular, sino a todos los autores que cultivan esta categoría, incluida yo misma. Poner los sentimientos en bandeja, como si de un juego de mesa se tratase, es una tarea difícil que requiere muchísima introspección y una habilidad innata para ello; de esta forma, los escritos que tanto sudor han costado, son naturales y logran, con suma facilidad, hacernos sentir identificados con ellos. Y no es que no haya visto mi reflejo en las palabras que conforman este libro, sino que nunca he llegado a conectar al cien por cien con ellas, por lo que las probabilidades de que llegue a gustarme son muy bajas.

Como ya he dicho, abrirte en canal y poner todo lo que tus órganos sienten sobre un papel es bastante complicado, porque las cosas del corazón y la razón también lo son, por eso trato de no quitarle todo el mérito que merece ni la valentía con la que le he dotado en mi mente. No obstante, pienso que la repetición de algunas metáforas o comparaciones está totalmente fuera de lugar, ya que nunca hay sentimiento que se parezca a otro por más que las sensaciones sean parecidas.

Debido a las anteriores razones no voy a recomendarlo a aquellas personas que, como servidora, no estén acostumbradas a este género tan novedoso, pero, sin embargo, sí me gustaría recomendarlo al resto de mortales que disfrutan buscándole el sentido a sus sentimientos y cavilaciones, pues que a mí no me haya terminado de absorber, no quiere decir que los demás tengan que sentir lo mismo, ya que dentro de ciertos parámetros, está bien estructurado e inmejorablemente bien escrito. 


Siento que haya sido una reseña tan escueta, pero lo cierto es que, me voy a repetir más que el ajo, no sé si hay formas especiales para tratar este tipo de lecturas, ya que no estoy acostumbrada y todo lo que he leído fue en el pasado, mucho antes de abrirme este blog. Siento mucho, además, que el libro no haya sido la elección correcta, ya que la editorial me lo envió con todo el cariño del mundo y me da un poco de tristeza cuando los libros no acaban de engancharme, pero bueno, c'est la vie. De cualquier manera, estoy muy agradecida a Esdrújula por la confianza. 

¡Nos leemos pronto! Espero que estés teniendo un feliz martes. 💙




9 comentarios:

  1. ¡Hola! Por aquí tienes una nueva seguidora ;)
    Una pena que no haya terminado de gustarte. Yo tampoco soy muy dada a este tipo de libros, así que dudo mucho que lo lea algún diga.
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Sheila! Muchísimas gracias por unirte a las filas, ya te he seguido también en redes y en el blog (es súper bonito, por cierto :3), en cuanto la Universidad me deje respirar, te prometo que me pongo al día con él.

      Y sí, la verdad es que me apena bastante, porque lo que es la idea y el formato están bien, pero es el "género" lo que no termina de gustarme. Si no eres muy dada, ya te digo yo que no te valdrá la pena leerlo.

      Gracias de nuevo, ¡nos leemos!

      Eliminar
  2. ¡Hola, Anira!

    Una pena que no hayas terminado de conectar con el libro, pero si hay algo en lo que te tengo que dar la razón es que yo tampoco tolero las excesivas ornamentaciones en los escritos y las continuas repeticiones de frases, metáforas, etc.

    Creo que se puede sonar poético sin caer en la redundancia con frases directas y certeras. No obstante, es de valorar el respeto y la educación con la que hablas del libro y el esfuerzo realizado por la autora.

    ¡Chapeau por ti!

    Muchas gracias por tu reseña. Ahora mismo la comparto en mis redes para que todos puedan leerte.

    ¡Un abrazo grande!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Santi!

      La verdad es que sí, me da mucha rabia cuando un libro no consigue engancharme, emocionarme o simplemente conectar. Me desespera porque valoro el trabajo y el esfuerzo que hay detrás del formato que nos llega a las manos y no creo que para el autor sea agradable leer/escuchar que su libro no ha transmitido tanto como quiere. No hace falta ni decir que estoy de acuerdo contigo en que de la sencillez han nacido cosas maravillosas y que las repeticiones y ostentaciones pueden llegar a cansar a algunos lectores, no generalizo porque cada uno es de su padre y de su madre y, evidentemente, no hemos de tener gustos similares todos. Con todo, mil gracias por la difusión y por el reconocimiento, intento ser sincera sin caer en lo políticamente incorrecto, por respeto al autor, la editorial y la obra.

      Un abrazo enorme y, otra vez, mil gracias. ^^

      Eliminar
  3. ¡Hola, Anira! :)

    Ya te seguía desde hace tiempo pero por unas cosas u otras no había vuelto a pasarme por aquí, ¡y no entiendo por qué! Tienes un blog precioso, ya quisiera yo un diseño tan bonito, y tu forma de escribir me encanta. Expones las ideas de manera lógica y argumentas muy bien, que eso es lo que a veces hecho de menos en las reseñas de los blogs.

    El libro en cuestión creo que no termina de llamarme la atención. La porta es una belleza, eso sí, pero no suelo leer mucho este género, la verdad; sólo de vez en cuando y cuando hay un título que de manera inexplicable me atrae. Lamento que no te convenciera del todo, a mí también me sabe mal cuando pido un libro, me lo envían con toda su buena fe, y no me gusta.

    No voy a decir que me quedo por aquí (porque ya estaba (?), pero a partir de ahora me pasaré más a menudo ^^

    Besos gatunos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenida, Lilly 😊 No pasa nada, jajaja, a mí también me pasa: sigo blogs mega guays y luego ni me acuerdo, pero me alegra que de un modo u otro hayas acabado por aquí, siempre me alegra el día leer vuestros comentarios. ¡Y el tuyo no es menos! ¡Me has sacado los colores completamente! Me alegra un montón que te guste lo que hago, intento ser breve y abarcar en ese espacio (que me impongo) toda la calidad de información que puedo. Yo con que lo que escribo le guste a una persona ya me doy con un canto en los dientes y soy la más dichosa del mundo.💚

      Con respecto al libro... Me pasa a menudo eso de dejarme llevar por las portadas, por lo que comentas de que es bonita (y lo es, mucho), y acabo errando normalmente cuando parto de estas expectativas. Como tú dices, el género no me emociona en exceso y solo me suelo dejar llevar por los poemarios/libros de relatos cuando siento que encajan con mis estilos de lectura, véase Edgar Allan Poe, Charlas Baudelaire o Lovecraft, que son así oscuretes y más "paranormales". Es una pena, la verdad, porque valoro mucho el esfuerzo que conlleva escribir, ya sea el género que sea, y como escritorucha de pacotilla sé que no es agradable no llegar a transmitir mucho. Pero bueno, eso pasa con todo y no pasa nada, no me ha gustado a mí, pero puede que sí a otras personas.

      Gracias por comentar tan bonito y te espero por aquí, para cuando quieras coger la nave y darte una vuelta por estos lares. ¡Un abrazo enorme!

      Eliminar
  4. ¡Hola bonita!
    Creo que es la primera vez que dejo mi granito de arena por aquí, ¡Qué ilusión! El título del libro desde luego llama muchísimo la atención y me suena de haberlo oído por ahí, sin embargo no había visto la portada hasta ahora y ha resultado ser una preciosidad *-* Es muy muy bonita. A mí me encantan las antologías de relatos, o de microrrelatos, o de lo que quieran ser porque es una forma de, en un mismo libro, conocer un montón de facetas distintas de su autor, conocer su pluma en distintas situaciones y enfrentada a distintos argumentos, cosa que con una novela no se puede experimentar. Al menos, no del mismo modo. Y también tienen que gustarme a la fuerza porque mi objetivo en la vida es publicar una de estas. El problema va a ser que la mía ni siquiera va a seguir una temática fija, pero bueno, para eso aún tiene que llover mucho. Le tengo miedo a esto porque sé que hay muchísima gente como tú, que ve una antología y no termina de convencerle el hecho de que sea todo tan independiente. A mí con tu reseña no me has echado para atrás ni mucho menos, como buena fanática que soy me guardo el título en un rinconcito de la mente porque estas pequeñas joyitas no se tienen que perder y alguien tiene que defenderlas y darles bombo, ¿No? ;) Muchas gracias por tu reseña porque aunque no sea lo que te suele gustar ha quedado interesante y has logrado no desmerecer el libro.
    ¡Besitos sonámbulos! ★🌙

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    En lo personal, no me gusta este estilo de libros donde los pensamientos no tienen relación entre sí.
    Recientemente leí un libro así y no me gustó en absoluto. Lo encontré tremendamente aburrido.
    Yo creo que después de esa experiencia, voy a evitar en lo posible esa clase de libros. Gracias a tu reseña, yo creo que voy a evitar éste.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Buenas!
    Qué pena que no te haya gustado, lo siento mucho. Aún así, tu reseña es preciosa. No he leído mucho sobre este tipo de libros, pero me ha picado la curiosidad por la expresión de sentimientos que comentas. Yo tal vez le de una oportunidad y espero que no me decepcione como a ti.
    Muchísimas gracias por tu reseña y por hacerlo llegar al resto de los lectores.
    Un beso!

    ResponderEliminar

🚀 ¡Hola, terrícola! Has aterrizado en una constelación dodecaédrica. En esta base nos nutrimos de palabras, ¡dadnos palabras! Me haría muy feliz saber tu opinión con respecto a lo escrito allá arriba. ¡Espero que te haya encantado! 🚀